Revista “La Cepa” nº 10 de la Asociación Hontanar – Entrevista

Antón Durán: “Ayudar a los demás es un componente esencial en el bienestar interior de las personas”

Antón Durán, terapeuta de la Fundación Hay Salida, lleva tres años colaborando con la organización en la lucha por ayudar a drogodependientes

Antón, ¿cómo empezó tu trayectoria en la Fundación Hay Salida?

Una vez terminado el tratamiento con el Dr. Carrascal (presidente de la Fundación Hay Salida), me pidieron si podía asistir como “veterano” a las terapias de la Fundación. Posteriormente, y dado que había estudiado el Master en Drogodependencias, me ofrecieron integrarme como terapeuta en la plantilla de la Fundación. Y de eso hace ya tres años.

¿Cuáles son tus funciones en la organización a día de hoy?
Soy terapeuta. Además de llevar las terapias de grupo y las individuales, hacemos el seguimiento de todos los pacientes e implantamos pautas concretas para cada caso. Semanalmente, el equipo terapéutico compuesto por médicos, psicólogos y terapeutas hace una puesta en común de todos los pacientes. También, dada mi formación, reali­zo labores diarias de administración.

¿Habías realizado labores de esta índole anteriormente?
No, nunca. Soy Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y siempre he trabajado en el sector de la construcción y similares.

¿Cuáles son tus retos en esta nueva etapa?
Actualmente estoy estudiando por la UNED la carrera de Psicología para completar mi formación y entender mejor las enfermedades mentales. De esta manera, creo, podré ayudar mejor a las personas adictas que soliciten tratamiento.

“Cuando vemos los avances que realizan los pacientes se siente una gran satisfacción”

¿Cómo podrías animar a que la gente se involucrara en organizaciones humanitarias como Hay Salida o la Asociación Hontanar?
Pues no lo sé muy bien, ya que es un trabajo duro. Creo que hay que tener cierta vocación o, como en mi caso, padecer esta enfermedad. Ahora que también es cierto que cuando vemos los avances que realizan los pacientes se siente una gran satisfacción. Solo por eso a mí ya me merece la pena. Y creo que ayudar a los demás es un componente esencial en el bienestar interior de las personas.

“La tendencia actual de la sanidad pública es minimizar los riesgos sobre la sociedad, pero no plantear la curación del enfermo”

¿Crees que es necesaria una mayor implicación de la sociedad frente al problema de la drogodependencia?
Nosotros no diferenciamos entre sustancias (alcohol, cocaína, cannabis…) ni entre las conductas adictivas (juego, sexo, compras…), ya que todas ellas hacen perder al adicto el control de su vida y le llevan al abismo. La enfermedad de adicción, a pesar de la abrumadora evidencia científica, sigue estigmatizada. Por otro lado, parece que cada vez hay más información, pero lo que faltan son tratamientos profesionales efectivos a largo plazo. Existen en el ámbito privado, pero no en el público. Y este es el objetivo de la Fundación, acercar este tipo de tratamientos a personas con pocos recursos económicos. La tendencia actual desde la sanidad pública es la reducción de daños, que solo lleva a minimizar los riesgos sobre la sociedad, pero no plantea la curación del enfermo.

¿Piensas que, de alguna manera, siempre estarás vinculado a esta dedicación?
Sí. El desconocimiento de esta enfermedad lleva, como mínimo, al sufrimiento de las personas durante muchos años. Ahora sabemos que existe un tratamiento contrastado que ayuda al enfermo a estabilizar su enfermedad y vivir bien sin tomar ninguna sustancia. Además, siempre aprendo algo nuevo de mis pacientes y compañeros. Todo esto es lo que me motiva, cada día, a seguir con este “nuevo” trabajo.

Inés Carrón

Equipo de Comunicación

Sin comentarios.

Deja un comentario

-En construcción-