Hazlo realidad

La adicción es una enfermedad

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), la adicción es una enfermedad cerebral, igual que otros trastornos neurológicos o psiquiátricos reconocidos, como son la enfermedad de Alzheimer o la esquizofrenia. Además, la equipara a otras enfermedades crónicas, como la diabetes, la hipertensión arterial, el asma o el cáncer.

Para la Asociación Americana de Medicina de la Adicción (ASAM), la adicción es una enfermedad crónica y primaria de los circuitos cerebrales relacionados con la recompensa, la memoria, el aprendizaje y la motivación.

“No preguntes qué enfermedad tiene una persona, sino a qué persona elige una enfermedad”

La adicción es una enfermedad crónica y primaria cerebral que asienta sobre una personalidad vulnerable. No obstante, el consumo crónico es, en sí mismo, causa suficiente para que se desarrolle.

La adicción se caracteriza por:


    > Incapacidad para mantener la abstinencia
    > Pérdida del control de los impulsos
    > Deseo intenso o ansia de consumo de sustancias (craving)
    > Dificultad para reconocer las consecuencias derivadas del consumo
    > Respuestas emocionales disfuncionales en las relaciones interpersonales

Al igual que otras enfermedades crónicas, la adicción cursa a menudo con recaídas. Sin el tratamiento adecuado, la enfermedad es progresiva y puede derivar en discapacidad irreversible y/o muerte prematura.

Es una enfermedad neurológica y necesita ser tratada por profesionales.

El paciente adicto es un enfermo recuperable y tras un tratamiento adecuado puede rehabilitarse completamente.