POEMA FUNDACIÓN HAY SALIDA

En Salta la plaza
existe un lugar,
si el caos amenaza
allí está tu hogar.
 
Primero en rutina
encuentras respiro,
los días sin “ina”
requieren sentido.
 
Al año te sueltan:
la vida de nuevo,
¡ay Dios que no vuelvan!
el miedo, el mareo.
 
Y vuelven y hablas
y dicen “tú eres,
cuando cojas tablas
ya no importa si temes”.
 
Un día te olvidas,
la loca se ceba,
te paras y miras:
todo vale la pena.
 
Reanudas camino
con ojos distintos,
¿tu coco?, un amigo
con mil imprevistos.
 
Si aceptas tus negros
la loca te mima,
con mil y un peros
dices “sí, hay salida”.
Por R.S.
Sin comentarios.

Deja un comentario

-En construcción-